domingo, 18 de septiembre de 2011

- Pepito: "Interrogatorio" -

Pepito:

Hoy soy yo quien te escribe a vos. Hoy soy yo quien acude a vos en repudio por ciertas anomalías de la vida.
Me preguntaba... Honestamente me preguntaba si estabas libre de pecado, porque realmente, ¿quién lo está?
Bien dice al famoso dicho 'el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra'. A veces hasta me cuestiono que el señor celestial, todo poderoso, sea tan capaz de predicar con el ejemplo como se dice por ahí...
Me pregunto también, si por cuestionar sus dones recibiré alguna especie de castigo... ¿O será cierto que me perdonará todo, incluso lo imperdonable?
Me pregunto si imparte justicia equitativa por sobre las personas; me pregunto si la fe ciega para con él vale la pena, como se escucha por ahí...
¿Cómo creer en tales falacias, si cuando se mira hacia afuera, más bien cuando se observa, se ve injusticia por doquier?
Quizá yo sea fría. Tal vez no haya nacido con la capacidad de ver más allá de lo que me rodea; lo único de lo que estoy realmente segura es de que la fe divina, bajo mi concepto presenta interrogatorios inconclusos e incuestionables, 
como era en el principio y ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

MUIÑO, Carolina.

- Al Alcance De Mi Mano -

Tuve muchas cosas al alcance de mi mano. Tuve tanto que así como lo tuve, lo perdí. La situación me sobrepasó. Quizá por falta de costumbre, o tal vez todo lo contrario, quizá la costumbre resultaba agonizante.
Mucho de lo que tuve y perdí, lo perdí porque quise, pero si fue por elección propia, no lo perdí, sino que me deshice.
Semántica pura...
Como dije, tuve muchas cosas al alcance de mi mano. Pude haber tenido más, o menos, dependiendo de como se lo mire, pero eso...
Eso jamás lo podremos saber.

MUIÑO, Carolina

sábado, 17 de septiembre de 2011

- Pepito: "Develando El Misterio" -

Mucha gente sentía curiosidad. Se veían en la incertidumbre, en la duda de saber quién era. Heme aquí, por última vez, para develarles el misterio de mi existencia...
No funciono bajo amenazas. Cuanto más me exigen que considere algo, menos lo hago. 
Soy una persona simple. A quien me diga "histérico", le doy la razón; ¿para qué sostener una discusión perdida de antemano?
Disfruto de mis amigos así como también de mi familia.
Me gusta salir y pasarla bien. No es que me desviva por la joda, sino que todavía no encontré a alguien por quien valiera la pena dejarla de lado. Soy fiel, o al menos apunto a serlo.
No amo a la vida, o al menos no todo el tiempo, pero la disfruto a mi manera.
Tengo mucho para dar, pero sólo lo comparto con quienes considero que lo merecen.
No sirvo para caretear. Soy un libro abierto, sólo para aquellos que saben leerme.
Pueden estar disconformes con mis características, incluso con mi forma de pensar. Pueden reprocharme que soy complicado, pero sé ponerme en el lugar del otro, sé mirar objetivamente, y por sobre todas las cosas, por mucho que me cueste, sé ceder y dar la razón.
¿Que quién soy? SOY "Pepito", y estoy seguro de que un poquito de mí, se encuentra en cada uno de todos ustedes.
Pepito.

- Avanzar -

Creo que hoy es el día, porque desde que me desperté, tengo ese presentimiento que me indica que todo vale la pena… No me pregunten porqué; es esa sensación de que lo imposible ya no está; se desvaneció, como por arte de magia… La magia del amor.
Sé que por mucha experiencia vivida y mucha madurez adquirida, las cosas pueden salir mal, ¿pero qué pierdo con volver a intentar?
Porque hoy puedo comprender que no todo es negro en la vida, y siempre llega un momento en que lo malo pasa y la suerte se pone de nuestro lado.
Porque el aprendizaje ganado no puede haber sido en vano. Porque pasaría el resto de mi vida construyendo una máquina del tiempo para volver al pasado y seguir a su lado pese a cualquier adversidad, ¿pero de qué serviría?
Honestamente, ¿de qué sirve lamentarnos por el tiempo perdido? De esa forma, ¿no estaríamos perdiendo más tiempo? ¿No estaríamos atándonos a la melancolía? Porque, para sernos francos, ¿qué se obtiene viviendo a base de depresiones y arrepentimientos? ¿Creceríamos en algún momento? Lo dudo mucho, porque para crecer, lo necesario es avanzar… Avanzar sin cansancio, sin descanso...
Simplemente, avanzar...



MUIÑO, Carolina

jueves, 8 de septiembre de 2011

- Como Si Fuera La Última Noche -

Una noche común y corriente, una noche de hoy, mi vida se dividió en un antes y un después.
Nada es lo mismo. No percibo de igual forma los gustos, los olores, los ruidos, aunque la esencia está cada vez que me miro frente al espejo.
Todo se tornó difícil. Insisto, la vida puede ser cruel, y se llevó a mi rockabilly para siempre. ¿Quién dijo que los acontecimientos son justos?
Del cielo cayó mi segunda oportunidad, con esa banda de garage, y si bien no es igual, es algo muy similar.
Como dije, nada es lo mismo, pero no te preocupes, un día nuestro amado servidor los va a volver a juntar, ¿y vos?...
Vos vas a bailar.